GASES EN LOS BEBÉS: Consejos para prevenirlos y aliviarlos

Los gases y eructos en los bebés generalmente preocupa a todos los padres, sucede que cuando el pequeño toma el pecho, succiona el chupete o ingiere aire al llorar, acumula en su estómago y esto le provoca grandes molestias.

 

GASES EN LOS BEBÉS: Consejos para prevenirlos y aliviarlos

 

Los consejos, recomendaciones y métodos que presentamos a continuación pueden ayudar a prevenir y aliviar los gases tan molestos para nuestros niños.

 

Vale aclarar que en todos los casos hay que tener en cuenta de que si los gases son muy constantes, acompañados de otros síntomas o advertimos que el bebé se siente muy molesto e incómodo, debemos consultar al pediatra de estas molestias a la mayor brevedad.

 

1- INTENTAR QUE EXPULSE GASES DESPUES DE CADA TOMA

Para lograrlo, existen varia posturas y técnicas, como por ejemplo, con el bebé incorporado sobre el hombro y dándole unas pequeñas palmaditas en la espalda. También se lo puede colocar al bebé sentado sobre nuestras piernas durante unos minutos para forzar el eructo. Sucede que muchos bebés no logran expulsar los gases, y si ellos están tranquilos, no se debe insistir.

 

 

2- AL NOTAR QUE AL POCO TIEMPO DEJA DE MAMAR DE MANERA INQUIETA

Si al poco tiempo que empezó a mamar,  notamos que el bebé deja de hacerlo de manera inquieta, debemos tratar de expulsar esos gases, realizando una pausa y poniendo en práctica las mismas técnicas que mencionamos en el punto anterior. Es posible que después de eructar siga mamando con tranquilidad.

 

 

 

Te puede interesar

Mi bebé no deja el chupete: 5 consejos para que se olvide de el

 

 

 

3- REALIZAR UNA PAUSA

Solemos notar que existen momentos en que la leche sale de manera apresurada y el bebé bebe de forma rápida, para ello debemos dejar que fluya un poco para impedir que el bebé tenga que tragar con rapidez e ingiera mucho más aire.

 

 

4- DURANTE LOS PRIMEROS MESES ES NORMAL QUE VOMITE

Durante los primeros meses de vida del bebé, junto al eructo son frecuentes las regurgitaciones o pequeños vómitos de leche. Esto no nos debe preocupar si no afectan su peso corporal y no notamos que tenga algún tipo de dolor. Es recomendable que se llenen de baberos y paños para prevenir manchas y suciedades.

 

 

5- EVITAR QUE LLOREN DE MANERA PROLONGADA

Se debe evitar que el bebé llore prolongadamente, de esa forma, ellos nos piden ayuda. Pero también es cierto que llorando, facilita la ingesta de aire y esto hace que más gases se acumulen en su estómago.

 

 

6- ALIMENTARLOS A HORARIO

Es aconsejable alimentarlos en horario,  si el bebé llega a las tomas con mucho hambre, mamará con desesperación y tragará mucho aire. Un síntoma de que el bebé tiene hambre es porque se empieza a poner inquieto y a hacer ruiditos.

 

 

7- CUANDO TENGA GASES HÁGALE EJERCICIOS

Cuando notes que el bebé esté molesto por los gases, podemos alivianarlos haciéndole algunos ejercicios, como por ejemplo,  moverle las piernecitas como si pedaleara, o hacer masajes en el abdomen muy suaves y circulares, en el sentido de las agujas del reloj.

 

También recuerda no darle infusiones, ni bebidas azucaradas, ni medicamentos, que pueden ser peligrosos para el bebé sin consultar previamente al pediatra.

 

 

Visite nuestra tienda online

Producto disponible en Amazon.es

Ingrese su comentario

También puede gustarle...