Consejos y recomendaciones para resolución de conflictos laborales

En cualquier ámbito laboral pueden aparecer conflictos. Las maneras de conducir, distintas personalidades, temperamentos y las diferencias de criterios, son algunos de las cuestiones que dan inicio a los conflictos.  

Consejos y recomendaciones para resolución de conflictos laborales

Los conflictos además de afectar la productividad, afectan el estado emocional; es por eso que las empresas se deben esforzar para evitar la aparición de conflictos o caso contrario a la resolución de los mismos.

Estos consejos están destinados a las personas que  participan del conflicto. Serán de apoyo y orientación para delinear estrategias que contribuyan a un buen clima interno, y a resolver diferencias puntuales.

1- Ser inteligente al elegir el tipo de batalla

Cuando se da una situación de bronca, enojo, reclamos y confrontación, es importante el método de afrontamiento que realizarás. Una discusión podrá agravar la situación, un debate incluyendo un por ejemplo un compañero de trabajo, ajeno al problema, podría ser de mucha ayuda.

2- Dialogar

El 55% de la comunicación humana es gestual; el 38%, tono de voz y la expresión de cómo dices las cosas y las enfatizas con gestos; y sólo un 7% las palabras. Se cuidadoso al balancear, será decisivo para lograr comunicarte con efectividad y facilitar el camino para resolver los problemas. Se recomienda elegir sillones donde puedan verse los cuerpos, o mesas redondas, que facilitan la comunicación.

3- Apoderarse de la comunicación

Un problema importante es cargar con la culpa hacia el otro: lo único que se logra es más conflicto. Si en tu ánimo está superarlo y resolverlo, necesitarás expresar todas tus ideas y posiciones desde la primera persona del singular.

4- Escucha activa

Se recomienda mantener una posición abierta y receptiva al comunicarte con las demás personas. Observa detenidamente no sólo las palabras, sino los gestos. Al mismo tiempo, percibe tus emociones internas y qué palabras, conceptos o diferencias generan más impacto dentro de ti.

“Te puede interesar”

5- Contextualizar el conflicto

Sucede muchas veces que se meten todos los temas del conflicto en la misma bolsa. Es como revolver la basura, apareciendo historias del pasado, o hechos que aún no ocurrieron, causando más problema. Pon en contexto tus argumentos, limitándote exclusivamente al tema del momento, y busca que la otra persona haga lo mismo.

6- Aportar información de valor

Al momento de buscar la resolución al conflicto, es importante  que estés informado con información que ayude a destrabar el conflicto y que sea presentada con objetividad y profundidad.

7- Enfocarse en las partes principales

Un conflicto generalmente envuelve varios intereses. Es difícil abarcarlos a todos, corriéndonos del objetivo final. Una buena idea, es invitar a desglosar, punto por punto, los ejes principales del conflicto, y arribar a acuerdos parciales, en camino al cierre final.

8- Evitar sumar agresiones

Palabras agresivas no ayudarán a solucionar los conflictos, sino todo lo contrario. Se debe dejar de lado las agresiones por más enojado que te encuentres, no llegarás a buen puerto.

Ingrese su comentario

También puede gustarle...