Claves para despertarse con más energía

Para empezar el día con energía es imprescindible descansar adecuadamente. En este artículo te contamos cuales son los hábitos que deberías poner en práctica para dormir mejor y recuperar tu energía. Te contamos cuales son las claves para despertarse con mas energía.


Claves para despertarse con más energía

¿Has notado que hace bastante tiempo vienes durmiendo mal? Son muchas las personas que no descansan bien por las noches, ya sea porque le cuesta conciliar el sueño o porque se despiertan varias veces a toda hora. Esto afecta negativamente en su salud y estado de ánimo durante todo el dia.

En este artículo te contamos cuáles son algunos buenos hábitos que te pueden ayudar a despertarte con más energía de manera natural y saludable.

Trastornos del sueño

Antes que nada, hay que saber que dicen las estadísticas: Casi 1 de cada 5 personas padece algún trastorno del sueño. Si el inconveniente es temporal, por ejemplo por una situación de estrés, nuestro cuerpo puede recuperarse con relativa facilidad, siguiendo algunos consejos.

En algunos casos estos trastornos se alargan en el tiempo y son más difíciles de enfrentar. Además, la mayoría de las personas son reticentes a tomar pastillas para dormir.  Se recomienda buscar opciones naturales, técnicas sencillas y buenos hábitos que les ayuden a descansar. En esta nota te contamos como lograr un sueño reparador y levantarse con más energía.

“Te puede interesar”

1- Antes de acostarnos realizar técnicas de relajación
1- Antes de acostarnos realizar técnicas de relajación

Las técnicas de relajación tienen como objetivo reducir nuestras tensiones para aportarnos una calma mental y fisica. Con estos sencillos métodos podemos ayudar a acelerar la conciliación del sueño y prolongar las horas de descanso.

A continuación te contamos algunas de estas técnicas para relajarte al acostarte y así despertarte con más energía:

Relajación muscular: Nos concentramos de manera gradual en cada músculo del cuerpo, los apretamos durante unos segundos y después relajamos la tensión.

Relajación local consciente: Con esta técnica también nos centramos en cada parte del cuerpo, una a una, para relajarlas. Podemos ayudarnos de una respiración lenta y profunda.

Visualización: Mediante la imaginación y la visualización de imágenes agradables podemos proporcionar una rápida relajación a nuestro organismo.

2- Controlar las horas que dormimos

Una buena propuesta para descansar mejor, evitar la ansiedad durante la noche y despertarnos con más energía tiene que ver en acostarnos solo las horas que podamos dormir. Es decir, si ya se sabe que solemos dormir 6 horas, nos iremos a la cama en ese horario. De este modo no nos desgastaremos intentando conciliar el sueño el resto del tiempo.

Además, hay que tener en cuenta el tema de las siestas, ya que es algo muy personal. Cada uno sabe si un sueño breve después de almorzar puede ayudarnos a estar mejor y con más energía el resto de la jornada o bien nos impedirá dormir bien durante la noche.

3- Conoce los factores que nos impiden recuperar la energía

¿Has oído hablar de la higiene del sueño? Tener buenos hábitos durante la noche y hacer algunos cambios en el estilo de vida serán las claves para despertarte con más energía. A continuación detallamos cuáles son estos consejos prácticos:

Evitar consumir sustancias estimulantes y tóxicas como por ejemplo el café, té, alcohol, tabaco a partir de las horas de la tarde.

Evitar ingerir alimentos demasiado pesados. Es aconsejable cenar temprano, como mínimo 2 horas antes de acostarse.

Hacer ejercicio físico durante el día.

Intentar que el dormitorio sea un espacio silencioso y de temperatura agradable, sin luces ni ruidos durante la noche. Además, ventilar bien durante el día.

4- Controlar el sueño y que él no nos controle a nosotros
4- Controlar el sueño y que él no nos controle a nosotros

Cuando una persona tiene trastornos del sueño por mucho tiempo, es común que se creen círculos viciosos de desesperación, angustia y frustración. Por esos motivos, resulta casi imposible que el hecho de acostarse sea algo agradable.

Este trabajo deberá ser progresivo, ya que requiere tener un horario fijo para irnos a descansar. En este sentido, el dormitorio será solo el lugar de descanso, por lo que se debe evitar realizar otras actividades, como por ejemplo trabajar o ver la televisión.

Además, crearemos el hábito de acostarnos cuando estemos cansados y levantarnos si o si cuando nos demos cuenta que no podamos dormir. De este modo iremos acostumbrando a nuestro cuerpo de manera natural y evitaremos aumentar el nerviosismo.

Te recomendamos que estos hábitos, los incorpores a tu rutina diaria y notarás cómo mejora tu calidad de vida, tu salud y tu estado de ánimo.

Ingrese su comentario

También puede gustarle...